Avisar de contenido inadecuado
Expand

Viviendo bajo el Poder y la Gloria de Dios

 
Viviendo bajo el Poder y la Gloria de Dios

Rev. Rodolfo González Cruz

“Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.” 1 Corintios 2:4, 5.

Para el cristiano que ha tenido una experiencia con Dios, no es necesaria la música para estar alegre porque ya Dios ha puesto la música en nuestros corazones, música que nos llena de su gloria y de su poder. Para Dios somos instrumentos preciosos y poderosos, ni importa la edad o dificultad que tengamos. Para Dios no hay nada imposible, porque lo que para el hombre parece inútil, Dios lo hace muy útil, porque Él tiene el poder para hacerlo.

 

No hay excusas, no digas soy niño, no digas soy tartamudo, porque el Señor hace milagros. Y si crees que estas viejito o viejita, el Señor te rejuvenece como el águila y nos da sabiduría e inteligencia, porque Él tiene el poder para hacerlo, solo que te pongas en Sus manos.

 

¿Sabes cuál es el secreto? Frente pegada al piso, llanto, lágrimas, clamor, confesión y humillación delante de Dios, y Él responderá. Dice el Salmo 115:3-8, leemos: “Nuestro Dios está en los cielos; todo lo que quiso ha hecho. Los ídolos de ellos son plata y oro, obra de manos de hombres. Tienen boca, mas no hablan; tienen ojos, mas no ven; orejas tienen, mas no oyen; tienen narices, mas no huelen; manos tienen, mas no palpan; tienen pies, mas no andan; no hablan con su garganta. Semejantes a ellos son los que los hacen, y cualquiera que confía en ellos.”

 

En épocas pasadas muchos entregaron a sus hijos, siendo estos quemados en ofrendas; como también nosotros en otro tiempo practicábamos la brujería, el espiritismo, la idolatría adorando imágenes de todo tipo. Pero hemos conocido un Dios que nos ha limpiado de todas estas aberraciones por los cuales fuimos arrastrados, por culpa del diablo a quien hoy pisoteamos porque Dios lo ha puesto debajo de nuestros pies y nos ha dado el poder para aplastarle la cabeza. “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.” Lucas 10:19.

 

Nuestro Dios quiere hacer cosas grandes, y quiere usarlo a usted también bajo Su poder y Su gloria. Lo que ni la ciencia, ni los psiquiatras, ni los psicólogos pueden lograr, lo hace Jesucristo. Ni las amenazas, ni los golpes, ni la cárcel, ni las cosas de este mundo, ni las capacidades del ser humano podrán cambiar al hombre o a la mujer, pero nuestro Dios si tiene el poder para hacerlo.

 

Hoy en día hay millones de personas cambiadas, libertadas y transformadas en todos los países del mundo por el poder de Dios, Jehová de los ejércitos, y de su Hijo Jesucristo, nuestro Señor y Salvador. El hombre que sirve a Dios necesita estar revestido del poder y de la gloria de Dios para vencer en todas las circunstancias de la vida, obteniendo la victoria.

 

Los hombres de Dios aunque no tengan elocuencia, ni bachilleratos, ni doctorados, ni secundaria, aparentemente todo esto necesario para poder saber lo que se va a decir; tampoco son los sermones elaborados, porque hay quienes predican muy bonito, pero tienen sus iglesias vacías, no hay almas nuevas, ni endemoniados libertados, ni enfermos sanados; simplemente no hay manifestación del poder y de la gloria de Dios. Lo que realmente se necesita es humillarse, es postrarse y clamar a Dios. Entonces el brazo de Jehová estará con nosotros.

 

Lo que necesitamos es la unción de lo alto, es el poder del Espíritu Santo para vencer. Se requiere de hombres y mujeres que tengan fe, que crean a Dios y a su preciosa Palabra y actúen en el nombre del Señor. Él dijo no se ocupen de lo que van a decir, porque en esa hora el Espíritu Santo pondrá la palabra necesaria. No son los doctorados, ni la elocuencia, ni los hermosos sermones bien formados y preparados de antemano, sino el poder y la gloria de Dios manifestados.

 

El diablo está bien endiablado, sabe que le queda poco tiempo. A través de los medios de comunicación, a través de las ondas radiales y del internet estamos metiéndonos en la guarida de Satanás, y le hemos afectado sus actividades por medio del poder de la Palabra de Dios.

 

Todo fue creado por Él, sean tronos, potestades, principados, ángeles, arcángeles y querubines. Pero, no creó al diablo, creó un querubín hermoso, que se puso orgulloso. Dios hizo fiesta el día que lo creó, pero el mismo se dañó al querer ser igual a Dios. Todo el que quiere ser grande e importante pierde estima ante los ojos de Dios, porque Él está buscando gente sencilla. El orgullo la soberbia, la altivez, el creerse autosuficiente y muy capaz; a Dios no le gusta ese tipo de gente.

 

Aquellos que son humildes, que no se sienten importantes; que reconocen que toda la gloria, la honra y el honor le pertenecen a Dios, ahora, mañana y siempre. Aquellos saben que tenemos que depender totalmente de Él y que no dependemos de nuestro propio conocimiento, sino del conocimiento, del poder y de la gloria de Dios. Por eso apóyate en Jehová y no te apoyes en tu propia prudencia, confía en Jehová espera en Él y Él hará.

 

Necesitamos ser inspiración a los nuevos creyentes, Cristo dijo: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33). Estamos en una batalla campal, el Señor nos ha dado el poder de su gloria y si estamos en santidad e integridad vamos a avanzar. Seremos cabeza y no cola, estaremos arriba y no debajo, promesa de Dios para nosotros. Pondremos en fuga al diablo y a los demonios, porque con nosotros está el Todopoderoso, el que dijo: “Todo poder me es dado en el cielo y en la tierra.” (Mateo 28:18).

 

Reconozcamos al Señor como el Todopoderoso. No descuidemos el poder del Espíritu Santo en nuestras vidas. Si estamos siendo atacados por demonios de concupiscencia, pelee la batalla en el nombre de Jesucristo, humíllese y confiese a Dios la situación, pidiendo la unción y su poder para lograr vencer.

 

Para alcanzar la victoria hay que apartarse del mal y del pecado; pida perdón y sea fiel, ore, ayune, y Él os hará libres. Porque hay poder en el nombre que es sobre todo nombre, en el nombre de Jesús, para vivir a plenitud, bajo el poder del Espíritu Santo y de Su gloria. Amén.

{
}
Expand

VII aniversario de la Iglesia de San Pablo fue glorioso (video)

 

La iglesia de San Pablo en el distrito de San Luis, celebro su sétimo aniversario con una importante reunión al aire libre,  congregando a cientos de personas del lugar para participar de un servicio de acción de gracias por un año más de labor evangelizadora en la zona.

El encuentro evangélico que se realizó en el cruce de las avenidas Ángel Cebollini con 28 de Diciembre tuvo como particularidad, la entonación de alabanzas en lengua andina, que estuvieron interpretadas por conjuntos musicales de habla quechua.

Así mismo se presentó un montaje teatral, donde se mostraron los distintos problemas y conflictos que aquejan a las familias, produciéndose de esta forma su desintegración pero, que es evitada por el mensaje de amor y esperanza que da la Palabra de Dios.

 Luego el supervisor de la obra de Dios en el Perú reverendo Luis Meza Bocanegra, saludó a Elsa Sulca representante del alcalde del distrito de San Luis, quien asistió a escuchar el mensaje de Dios.

Posteriormente ya en el mensaje manifestó que Dios es la luz que necesita la humanidad para no ser arrastrados por distintas prácticas de pecado.

 

Expand

Pastores de Lima realizaron viaje misionero al departamento de Pasco (video)

El departamento de Pasco se encuentra ubicado en la vertiente oriental de los andes de la zona central del país, el cual abarca un dos por ciento del territorio peruano, su población en su mayoría se dedica a la agricultura, la minería y la pesca, pero también esta zona recibe una aproximada de ciento ochenta y un mil turistas al año.

Los pobladores de Unión Siria y ciudad constitución recibieron la visita del pastor Teófilo Estrada Maíz, quien estuvo acompañado por un grupo de pastores y hermanos de la iglesia de Canto Grande del distrito limeño de San Juan de Lurigancho.
 
Esta importante visita, se llevó a cabo con la finalidad  de realizar la labor misionera por las zonas más recónditas del Perú, donde escasea de obreros dispuestos a servir a Dios, pero estos hombres se dispusieron y rompieron barreras, no les importo lo difícil del camino ni el medio de trasporte solo el amor por las almas los impulso a seguir su recorrido.
 
 
 
 
Expand

¿Qué consecuencias traen las supersticiones?

Las supersticiones son parte de la vida de millones de personas, pero pocos conocen las verdaderas consecuencias de seguir con estas costumbres.

Por ese motivo, el programa Respuestas On Line transmitirá un programa especial en el que se develará que tan productivas son este tipo de acciones reñidas con las creencias cristianas.
 
No deje de sintonizarnos este viernes 13 de abril desde las 5 de la tarde es http://www.betheltv.tv/respuestasonline/.
{
}
Expand

Iglesia en Chiclayo organiza confraternidad de damas

Una hermosa Confraternidad de Damas se desarrollará este 14 de abril en la ciudad de Chiclayo. El lema de la actividad es: “El Rol de la Esposa, Madre e Hija de Dios”.

Invitamos a quienes deseen formar parte de esta fiesta espiritual a partir de las 8 de la mañana en el templo central del Movimiento Misionero Mundial, ubicado en la avenida Bolognesi 1223, frente el centro comercial “Real Plaza”.
 
Recuerde que el ingreso es libre, las esperamos.
Expand

Terremoto en Indonesia liberó energía igual a 100 mlls toneladas de TNT

El terremoto de 8,7 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que sacudió hoy la región norte de la isla de Sumatra, en Indonesia, liberó una energía equivalente a 100 millones de toneladas de trinitrotolueno (TNT), según el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) de España.

Según explica en una nota de prensa el presidente del ICOG, Luis Suárez, el sismo, que tuvo su epicentro a 495 kilómetros de Banda Aceh, la capital de la región indonesia de Aceh, y su hipocentro a 33 kilómetros de profundidad, es un terremoto “de gran magnitud”.
 
Suárez destaca que, al tratarse de un terremoto con un origen profundo, “los daños en superficie podrían ser limitados”, aunque alerta del riesgo de un posible tsunami que podría afectar a toda la costa del océano Índico y de réplicas de “menor intensidad”.
 
De hecho, en apenas unas horas se emitieron dos nuevas alertas de tsunami –que ya fueron levantadas- tras registrarse ese seísmo de 8,7 grados de magnitud y otro de 8,2 grados.
 
Suárez recuerda en la nota que Indonesia se encuentra en una región conocida como el Anillo de Fuego, donde confluyen la placa Euroasiática y la placa Pacífica, “una de las zonas con mayor intensidad sísmica de la Tierra”, que registra una media de 7.000 sismos anuales, “aunque la mayoría son de baja intensidad”.
 
FUENTE: ELCOMERCIO.PE
Expand

La Palabra no tiene barreras

 

La Palabra no tiene barreras

 

Conforme a su misión de llevar el Evangelio de Jesucristo a toda la humanidad, el Movimiento Misionero Mundial del Perú predica la Palabra de Dios dentro de los penales hace 19 años, en una labor que no conoce de barreras.

 

En el penal de Lurigancho, una de las prisiones más hacinadas de Latinoa­mérica y una de las más peligrosas del mundo según National Geographic, es po­sible cambiar de vida y dar un primer paso hacia la reinserción social. Y es que, a diario, centenares de presos de esta cárcel, con capa­cidad para mil quinientos internos pero que alberga a más de once mil, luchan por salir adelante apoyados por voluntarios cristianos del Movimiento Misionero Mundial y dan sus primeros pasos para transformarse en perso­nas de bien gracias al poder de Jesucristo. Un esfuerzo que, desde septiembre de 1993, rea­liza la Obra de Dios con el único objetivo de ser fuente de esperanza y salvación para un gran grueso de seres humanos execrados por la sociedad.

El gestor e impulsor de esta labor no es ni fue asaltante, ni terrorista, ni narcotraficante, pero ha recorrido casi todas las prisiones del Perú. Teófilo Estrada Maíz, pastor del Movi­miento Misionero Mundial, ha caminado des­de 1993 entre rejas en las tres regiones natu­rales del territorio peruano, voluntariamente, para llevar la Palabra de Dios a los presos y convertir al Creador en la única fuente de con­suelo espiritual en el infierno en el que mu­chos seres malviven.

Su trabajo ad honorem es una guía de la re­socialización de las cárceles peruanas, un testi­monio del cambio que puede producir el Señor incluso en las situaciones más adversas, el sueño de cualquier institución estatal y la validación del poder especial de las Sagradas Escrituras.

Hombre de fe, Estrada Maíz concretó a ini­cios de los años noventa la idea de evangeli­zar en los centros penitenciarios del Perú. El punto de partida fue el penal de Lurigancho, famoso por ser un infierno terrenal y auténti­co, hasta que visitó al familiar de un integran­te del MMM y se quedó impresionado por la ausencia de la “sana doctrina” de Dios tras las rejas. Entonces, el pastor se trazó la meta de llevar la Palabra de Dios al interior de la cár­cel y fue tal su empeño que durante tres años visitó Lurigancho de forma semanal y en 1995 sacó al aire una radio comunitaria, llamada Redentor, que irradiaba mensajes bíblicos al interior de la cárcel y que fue surtidora de fe y esperanza durante dos años.

Mientras cualquier reo soñaba con fugarse de Lurigancho, Estrada Maíz hizo lo imposi­ble por entrar a la prisión más famosa del Perú y compartir el credo de Jesucristo con todo aquel que quisiera escucharlo. Así fue que en menos de cinco años, gracias a su empuje y coraje, la Obra de Dios caló entre los reclusos más avezados y temidos y se ganó un espacio preponderante en la tarea de resocialización de los internos.

En esos tiempos, también, el pastor se ani­mó en 1997 a evangelizar a los internos del penal de Castro Castro, establecimiento peni­tenciario peruano de máxima seguridad espe­cialmente diseñado para albergar a terroristas y delincuentes de alta peligrosidad, y con prontitud llevó la doctrina cristiana al interior de un reclusorio donde Cristo era una imagen desconocida.

Luego de ingresar a Castro Castro, y ya con varias obras establecidas dentro de Lurigancho y centenares de seguidores, la batalla espiritual librada por el Movimiento Misionero Mundial para llevar la Palabra de Dios al interior de las cárceles peruanas prosiguió con gran notoriedad. De hecho, en lo que va del presente siglo, la Obra de Dios recorrió, visitó y evangelizó los princi­pales penales de las veinticuatro regiones del te­rritorio peruano y captó miles de almas que, en virtud, a su fe transformaron sus existencias y le entregaron sus vidas al Todopoderoso.

El éxito de su labor está legitimada por las autoridades peruanas, entre ellas los representantes del Ministerio de Justicia y del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), que la tienen como uno de sus principales aliados en materia de resocialización penal.

Con cerca de dos décadas de trabajo, el quehacer penitenciario del Movimiento Mi­sionero Mundial está enfocado a convertir en realidad el milagro de la redención y es una historia que desde hace años se viene escri­biendo sobre las bases del cristianismo. Al respecto, el pastor Estrada Maíz, su gestor, asegura: “Nuestro compromiso es llevar el mensaje del Señor incluso donde muchos no ingresan. El equipo de hermanos que realiza­mos esta tarea evangelizadora, nutrido en su gran mayoría por ex reclusos hoy convertidos en seguidores de Cristo, no dividimos la labor para no dejar de visitar las cárceles ni un solo día del año. Nuestro apoyo no solo es a nivel espiritual, también es a nivel legal, educacio­nal y material”.

EL PRIMER BAUTIZO

La buena disposición de la Obra, que aprove­cha hasta el más pequeño de los espacios den­tro de las cárceles peruanas para edificar pe­queños templos, se pone de manifiesto cada 16 de julio cuando se celebra el día de Resocia­lización del Interno y se efectúa cultos a nivel nacional para refrendar la gloria del Creador. Asimismo, el 24 de junio de 2010, con la auto­rización de los funcionarios del INPE, se reali­zó el primer bautizo del MMM en la cárcel de Lurigancho ante la atenta presencia de más de cinco mil presos.

Del mismo modo, cada mes el MMM, a través de un grupo de hermanas llamadas las “Penalinas”, realizan en dicho establecimien­to y Castro Castro un show infantil cristiano que sirve para cristianizar a los hijos de los internos.

En la actualidad, con diecisiete Iglesias establecidas dentro de Lurigancho, miles de presos evangelizados y presencia en todas las cárceles del sistema penitenciario peruano, el trabajo iniciado por el reverendo Estrada Maíz no cesa y día a día recupera a personas que alguna vez optaron por el camino de la delincuencia y hoy andan por la sendas del Señor como criaturas nuevas liberadas de lo maligno. Un milagro de la redención que, en la visión de su impulsor, demuestra que el cambio de cualquier ser humano atrapado por las garras del mal es posible “solo con la guía y el apoyo divino” y constituye en un tes­timonio del “amor de Dios por el que tanto claman y oran miles de internos de las cárce­les peruanas y del mundo entero”.

Expand

El mendigo que Dios liberó

 

El mendigo que Dios liberó

 

Perteneció a la Marina de Guerra del Perú, pero estuvo atrapado en las drogas y el alcohol. Fue expulsado. Acabó como vagabundo en las calles. Dios se apiadó de él y transformó su gris camino. Ramón Reyes Castillo dejó la oscuridad y fue la luz que iluminó miles de vidas como obrero del Señor.

 

¿Es posible que un humano pe­cador, bajo el influjo del maligno y apartado de Cristo se convierta en instrumento de la voluntad de Dios? ¿Exis­te algún proceso redentor por el cual se puede pasar de lo perverso a lo divino? ¿Se puede ser perdonado y restaurado? La res­puesta a todas estas interrogantes es una sola: sí. Y está encarnada en la vida y ac­tos del pastor Ramón Reyes Castillo. Sur­gido del barro de lo profano, se alzó para ser uno de los mejores anunciadores de los Santos Evangelios de la Obra del Señor.

Reyes Castillo, hombre larguirucho como un junco, nació en la ciudad de Lima el 31 de agosto de 1946, fruto del amor de Andrés Reyes y Victoria Castillo, provin­cianos radicados en la capital del territorio peruano, quienes tuvieron 18 hijos. Ramón fue un niño que sufrió una infancia domi­nada por la estrechez económica y la falta de un credo en el cual creer. Sin embargo, sus progenitores se desvivieron para brin­darle educación secular con la que pudo abrazar una carrera militar en la Marina de Guerra del Perú a la edad de dieciocho años. Aquel rumbo, paradójicamente, años más tarde lo terminaría de depositar en las aguas benditas del cristianismo luego de una serie de acontecimientos oscuros.

Influenciado por las malas juntas, el dia­blo, la soledad y diversos temores, la exis­tencia castrense de Ramón Reyes se pertur­bó y se trastocó por el consumo y abuso de estupefacientes y tocó fondo. Así, mientras navegaba por gran parte del Océano Pací­fico y alcanzaba la categoría de mecánico de motores marinos, sus días se volvieron turbulentos por las drogas y su periplo por la armada peruana se fue poco a poco por la borda y decantó primero en un tiempo de reclusión, en el presidio de la Isla del Fron­tón, y culminó en 1977 con su expulsión de­finitiva después de trece años de servicios. Empero, una corta carrera en la que cosechó el cariño de sus compañeros de armas.

RUMBO AL SÓTANO

La abrupta salida de Ramón de la Marina de Guerra del Perú, el punto final de una se­rie de errores y de una etapa de ignorancia espiritual, terminaría siendo esencial para su redención. Claro que el proceso de res­cate de este varón no fue, lamentablemen­te, un pasaje agradable. En el aturdimiento de aquellos días, se entregó a las sustancias prohibidas y su existencia social se hizo in­sostenible. Entonces, le sucedieron tantas cosas en tan poco tiempo que, sin la mise­ricordia del Altísimo, su destino no fue otro  que la calle y la indigencia. En poco tiempo pasó de ser un marino alegre y fiestero a un loco haraposo que andaba, sin brújula, por las calles limeñas con un bulto a cuestas y cantando siempre a voz en cuello.

No es difícil imaginar que en el peor momento de su estadía terrenal, cuando Ramón estaba a merced del rey de las ti­nieblas, el Señor lo recuperó de la inmun­dicia del asfalto con la intervención de sus hermanos Leonor, Carmen y Pablo, que ya para ese momento habían aceptado a Jesús como su Señor y Salvador. Así que después de andar dando vueltas sin sentido por Lima, durante doce años, Reyes conoció los Evangelios y se maravilló con el poder de Jesús y sobre la marcha les pidió a sus familiares una oportunidad para cambiar. De inmediato, conoció el templo central del Movimiento Misionero Mundial en el Perú, donde congregaban sus hermanos, y recibió al Todopoderoso y empezó a dar los primeros pasos de su nueva vida en Cristo.

LA SALVACIÓN

Desde el primer día de su llegada a la Obra del Creador, Reyes Castillo comenzó un feliz aprendizaje. Primero se empeñó en aprender las clases de doctrina, impartidas por los res­ponsables de la Iglesia de Lima, escudriñar de punta a punta la Biblia y en la recuperación de su salud mental y física. Luego, con la fe a tope, se unió en matrimonio con la hermana Juana Valencia Mendoza el diez de diciem­bre de 1993 y procreó a Simón y Sara. Pronto quedó claro que no sería un miembro más del Movimiento Misionero Mundial. Por ello, y debido principalmente a su entrega irrestricta a Dios, se hizo cargo del cuidado de la sede principal del MMM en el Perú y transitó por los diversos peldaños de la organización has­ta el alcanzar el título de ministro.

Según cuentan quienes tuvieron el pri­vilegio de conocerlo en vida, el día que el pastor Ramón Reyes partió a la ciudad de Pisco, situada a 290 kilómetros al sudeste de Lima, se marcó un hito que trazó su historia terrenal. Ese 4 de abril de 1997, el hombre de la sonrisa ancha y blanca, y de los lentes redondos, estaba predestinado a trabajar en las tareas misioneras y evange­lizadoras del MMM y, con una gran cuota de convicción y de optimismo, se fabricó su propio espacio. Porque de esa fe y se­guridad en Dios, engarzados a su carisma y voz sonora, surgió un ministerio fértil y productivo.

Radicado en la ciudad de Pisco por más de diez años consecutivos, difundió El Evan­gelio y estableció templos de la Obra en las localidades de San Clemente, San Andrés, Villa, Casalla, San Miguel, la Pascana y Ber­nales. Siempre pegado a la sana doctrina, materializó un legado para experimentar en cualquier momento con plenitud, alegría y esperanza. Mas la voluntad del Creador dispuso, en junio de 2007, que Ramón debía ir al encuentro de su Maestro. Empero, an­tes de partir el Todopoderoso le mostró que Perú sería asolado por un terremoto, aconte­cido el 15 de agosto de ese mismo año, que dejó en escombros a la región Ica.

Los últimos meses en la tierra de Ramón Re­yes Castillo -antes de que un cáncer pulmonar terminara con su existencia- fueron estreme­cedores, pero dignos: “agradecimiento hay en mi corazón. Canto de alegría elevo con mi voz. Muchas son las cosas que mi Dios me ha dado y en agradecimiento le sirvo a mi Señor… Ni por un momento Tú me has dejado solo y así tu santa mano ha sido mi sostén. Permite que mi vida yo ponga por servirte, que dentro de mi alma presente siempre estén los múltiples fa­vores y tus misericordias que ya sin merecerlo tuviste para mí”, interpretaba, con el corazón turbado, mientras esperaba su reunión con Je­sucristo, poco antes de morir el 8 de febrero de 2008, en el Hospital Nacional Guillermo Alme­nara, en su último día de vida.

Expand

Obra en Catacaos celebró 12 gloriosos años (video)

La iglesia del Movimiento Misionero Mundial en Catacaos, celebró su décimo segundo aniversario con una poderosa campaña evangelística en la Plaza de Armas de la ciudad.

La Municipalidad local concedió por primera vez las principales calles para la predicación de la Palabra de Dios.
 
La actividad acogió a más de ochocientas personas, entre ellas estuvieron participando los pastores del Presbiterio Veinticuatro encabezado por el pastor Héctor Bustamante.
 
La enseñanza de Jesucristo se escuchó claramente en la voz del pastor José Navarro, quien manifestó con firmeza a los oyentes que si una persona muere cometiendo pecado no entrará en el Reino de los Cielos.
 
Luego del llamado, los pastores y hermanos presentes cantaron un feliz aniversario a toda la iglesia de Catacaos junto al encargado de la obra en ese lugar, el pastor  Guillermo Navarro Chiroque.
 
Además, se inauguró el nuevo templo de la Obra ubicado en una céntrica calle de la localidad.

La iglesia del Movimiento Misionero Mundial en Catacaos, celebró su décimo segundo aniversario con una poderosa campaña evangelística en la Plaza de Armas de la ciudad.

La Municipalidad local concedió por primera vez las principales calles para la predicación de la Palabra de Dios.
 
La actividad acogió a más de ochocientas personas, entre ellas estuvieron participando los pastores del Presbiterio Veinticuatro encabezado por el pastor Héctor Bustamante.
 
La enseñanza de Jesucristo se escuchó claramente en la voz del pastor José Navarro, quien manifestó con firmeza a los oyentes que si una persona muere cometiendo pecado no entrará en el Reino de los Cielos.
 
Luego del llamado, los pastores y hermanos presentes cantaron un feliz aniversario a toda la iglesia de Catacaos junto al encargado de la obra en ese lugar, el pastor  Guillermo Navarro Chiroque.
 
Además, se inauguró el nuevo templo de la Obra ubicado en una céntrica calle de la localidad.
 
Expand

Reciente número de Impacto Evangelístico causa gran expectativa

Impacto Evangelístico de Abril tiene un contenido que seguramente lo sorprenderá en el que, entre diversos artículos, podrá conocer datos inéditos de la muerte de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del Calvario.

Además, tendremos un completo informe sobre el trabajo que realiza el Movimiento Misionero Mundial en las cárceles peruanas. Por otro lado, tendrá la oportunidad de disfrutas de dos conmovedores testimonios de vida.
 
También, se publicó un interesante resumen de las mejores actividades de nuestra organización, incluyendo la Confraternidad Nacional del Perú realizada a principios de año en Trujillo.